¿Vale la pena ser autónomo en España?

2

La libertad.

Ese derecho sagrado que todos los humanos deberíamos poseer y que sólo unos pocos poseen. Esa placentera facultad de poder elegir, de ser capaz de obrar únicamente según la propia voluntad y el propio designio.

¿No es maravilloso ser libre? ¿No es estupendo no tener un jefe que te ordene lo que tienes que hacer?

¿No es fantástico, a resumidas cuentas, ser autónomo?

Ser autónomo en España: Ventajas y obstáculos.

Hacerse autónomo se ha convertido en los últimos años en una alternativa por la que han optado muchas personas tras perder sus puestos de trabajo. En un país intoxicado económica y socialmente por una tasa de paro que ha llegado a alcanzar niveles ridículos, el autoempleo se ha convertido para muchos en la nueva vía para acceder al mercado de trabajo.

Hartos de sentirse inútiles mientras esperan a que las estructuras productivas del país garanticen un mercado laboral en el que haya trabajo para ellos, muchos trabajadores han optado por crear su propia empresa y embarcarse en la aventura de dirigir su propio negocio. Y cualquier trabajador por cuenta ajena harto de su jefe seguro que les envidia.

Pero, ¿es realmente la vida del autónomo un camino de rosas? ¿Es, para empezar, siquiera una vida saludable?

Discutible. Al menos teniendo en cuenta tanto a las escasas facilidades que les proporciona el Gobierno como al agotador estilo de vida que supone el desempeño de ser autónomo.

Así que si te quema el fuego del autónomo en las entrañas, quizás primero te convenga conocer cuales son los obstáculos con los que vas a encontrarte y las nuevas bonificaciones que vas a poder disfrutar ahora que parece que los políticos empiezan a darse cuenta que la columna vertebral de la economía de cualquier Estado son las pequeñas y medianas empresas.

Y para ilustrarlo te hemos traído esta infografía:

Ser autónomo en España

Ser autónomo en España

Autónomos en España: Seguridad Social e Impuestos

Lo primero que debemos aclarar para todo aquel que esté pensando en hacerse autónomo es el concepto base de cotización. Porque esta base será el importe que utilizará la Seguridad Social a la hora de calcular cuánto tendrás que pagar al mes de cuota y cuál será tu futura pensión de jubilación. Tendremos que elegir dicha base, siendo la mínima de 884,4 euros mensuales y la máxima 3.606 euros al mes.

En función de esta base de cotización, la cuota mensual dependerá de qué prestación y atención futura queramos asegurarnos. De esta manera, si hemos escogido la mínima, la cuota mensual será de 264 euros; mientras que si elegimos la base máxima, la cuota será 1.075 euros.

Pero cuidado, porque esta cuota cubrirá únicamente la prestación a recibir en caso de incapacidad temporal por enfermedad, y lo hará sólo a partir del cuarto día. Si lo que queremos es estar protegidos en caso de accidentes laborales o en el caso de cese de nuestra actividad, la cuota que tendremos que pagar subirá notablemente.

Por otra parte, no debes olvidarte de tus obligaciones con Hacienda, que estarás obligado a pagar como cualquier otro español a través del IRPF y del IVA.

En el caso del IRPF, lo más normal es que lo retengas en cada factura emitida a tus clientes (en la mayor parte de los casos, el 21% sobre la base), siendo ellos los responsables de liquidarla a Hacienda. Pero en el caso de que no retengas en tu factura tendrás que rellenar un modelo 130 abonar el 20% de tus beneficios a Hacienda (aunque sólo podremos hacer esto hasta el 70% de tu volumen de facturación).

Nuevas medidas: Tarifa Plana Seguridad Social Autónomos

Para favorecer a emprendedores y autónomos, desde septiembre de 2013 se ha introducido una nueva medida que pretende reducir la carga de la cuota mensual de autónomos e impulsar el autoempleo. Se trata de la denominada “tarifa plana” a la Seguridad Social para autónomos. Consiste en, tal y como has visto en la infografía, una reducción de la cuota mensual de autónomos de 260 euros durante hasta 18 meses, variando la cuantía de la cuota de la siguiente forma:

  • Primer semestre: Reducción de la cuota del 80%. Teniendo en cuenta las bases y tipos de 2015, se quedaría en 55,78 euros.
  • Segundo semestre: Reducción del 50% 134,06 euros en 2015.
  • Tercer semestre: Reducción del 30%, quedándose por tanto la cuota en 186,25 euros

Ahora que ya conoces en líneas generales a qué te vas a enfrentar y con qué ayuda vas a contar en tu larga travesía, lo más conveniente sería que hagas una lista de los pros y los contras que encuentras en convertirte en autónomo. Porque ser tu propio jefe, y gestionar tu horario y tu estilo de trabajo está genial, pero como ya hemos visto no todo son ventajas.

El autoempleo, no cabe duda, está lleno de miedos y de inseguridades. Sí, la autonomía y la libertad son valores muy importantes, pero también lo son la estabilidad y la certidumbre de contar con un salario todos los meses. Claro que esto último, como hemos podido comprobar durante los últimos 7 años, está cada vez menos garantizado.

Cómo hemos visto, ser autónomo no es ningún camino de rosas, aunque tampoco nos atrevemos a aventurar si es bueno para la salud. Lo único que está claro es que, como se viene diciendo desde hace ya algún tiempo, quizás el futuro laboral pase por el autoempleo.

Y quien golpea primero…

Toda lo que necesitas saber de economía y empresas en una sola web.

2 comentarios

  1. Si se pretende impulsar el tejido empresarila de las pymes e incentivar el autioempleo, reduciendo la economía sumergida, es necesario pagar cuotas reducidas y progresivas.

    De otro modo es muy complicado lanzarse a dar de alta una actividad como autónomo. La cuto de la seguridad social, los honorarios del asesor fiscal, el ingreso del IVA, es de locos… así nunca vamos a ser competitivos.

    Un saludo.

  2. Pingback: Infografía || Ser autónomo en España - deconomia

Leave A Reply

Loading Facebook Comments ...
Shares

¿Te gusta? Sigue leyendo